Cómo calcular el precio de un coche de segunda mano

Cómo calcular el precio de un coche de segunda mano

Antes de colocar el anuncio de se vende en un portal de Internet especializado en compraventa de vehículos, en el periódico, o en la ventanilla del propio automóvil, conviene analizar cuánto puede valer el coche para precisar un precio de venta razonable. ¿Cómo lograr una venta exitosa? Destacar las cualidades del vehículo, elegir un canal de venta adecuado y ofrecer seguridad al comprador son las acciones claves.

Uno de los criterios esenciales que inciden en la valoración de un coche es su antigüedad: se tiene en cuenta el año, e incluso el mes de matriculación del vehículo.

El otro aspecto fundamental es el kilometraje del vehículo. Este parámetro va intrínsecamente unido a la edad del coche. Así, cuando el vehículo tiene menos de cuatro años un alto kilometraje no incide demasiado en su precio. Sin embargo, cuando un coche tiene más de seis años la depreciación es mayor, aunque tenga pocos kilómetros.

El tipo de motorización (diesel o gasolina) y su consumo. Dentro de un mismo modelo de coche, las mecánicas diesel se devalúan menos que los motores de gasolina.

Conviene visitar las páginas web de venta de coches de segunda mano y averiguar cuánto piden otros propietarios por vehículos similares (marca, modelo, motor, antigüedad, etc.) y comparar los precios de venta en publicaciones especializadas de motor y anuncios de segunda mano.

Es conveniente consultar a la empresa aseguradora sobre el valor real del automóvil en el mercado.

Si el coche está asegurado a todo riesgo, se puede aprovechar y dar un par de partes para pintarlo, eliminar arañazos y dejarlo “como nuevo”. Con ello se obtiene una gran ventaja competitiva frente a los demás coches de segunda mano en venta.

Si el coche tiene extras o un equipamiento más completo que el resto (pintura metalizada, alarma, cambio automático, tapicería de cuero, asientos eléctricos, control de distancia de aparcamiento, control de velocidad, techo solar, etc.), se puede optar por subir el precio o por solicitar la misma cantidad que los demás vendedores. Con esta última opción se gana menos dinero, pero el coche se va a vender más rápidamente.

El estado de los neumáticos es un asunto muy importante, porque puede suponer un gran desembolso, según el coche de que se trate. Si están muy gastados o presentan un desgaste irregular, es mejor adquirir unos neumáticos nuevos en oferta o de segundas marcas. Un coche con ruedas nuevas (aunque no sean de primera calidad) ofrece muy buena impresión.

El estado general del vehículo (chapa, interior, lunas, pintura, volante, pedales, alfombrillas, etc.), que puede ir desde impecable hasta muy desgastado, también influye mucho en el precio. Hay que cuidar que no haya humos ni fugas de líquidos del motor o del circuito de refrigeración. Además, es preferible que el habitáculo no huela a tabaco.

Hay dos criterios esenciales que inciden en la valoración -o devaluación- de un coche y que, además de influir en su precio, tienen mucho peso en la decisión del comprador: la antigüedad y el kilometraje. Ambos parámetros sirven para evaluar, a priori, el desgaste que tiene el vehículo y el tiempo de vida útil que le queda. Por ello, al anunciar su venta, estos datos siempre deben figurar. De lo contrario, es probable que los interesados pasen por alto el anuncio. Si la matriculación del turismo es reciente o si no tiene muchos kilómetros, es imprescindible destacarlo.

Estos factores son cruciales pero no los únicos. Si fuese así, los coches con más de 10 años o más de 150.000 kilómetros no se venderían. Otros detalles interesantes son:

  • La marca y el modelo.
  • Saber que el vehículo no ha sufrido accidentes.
  • Tener superados todos los controles mecánicos.
  • El estado del chasis y la carrocería.
  • La cantidad de propietarios que haya tenido.
  • El estado del motor, el tipo de combustible que utiliza y el consumo.
  • El estado de la tapicería.
  • Los accesorios de seguridad y confort.
  • El precio.
Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>