BMW Z4

Detrás de Efficient Dynamics se esconde un paquete de funciones inteligentes que reduce notablemente las emisiones de CO2 y el consumo, al tiempo que aumenta el rendimiento. Éste permite que el BMW Z4 marque nuevas pautas en lo que a rendimiento y ahorro de combustible se refiere gracias al sistema Brake Energy Regeneration, a la servodirección eléctrica y a un sinfín de innovaciones tecnológicas inteligentes.

Cuando actúan conjuntamente, resuelven
el dilema de «potencia frente a consumo» de una forma hasta ahora nunca
vista.

Dos miligramos de gasolina: éste es el
grado de precisión con el que la tecnología High Precision Injection
(HPI) controla la mezcla de aire y combustible. La cantidad de gasolina
que se inyecta se mide con precisión gracias a una serie de inyectores
piezoeléctricos, con lo que a regímenes de carga parciales sólo se
llena parte de la cámara de combustión. Gracias a la tecnología
Twin-Turbo, el motor de seis cilindros en línea ahora puede ofrecer una
potencia y un rendimiento que hasta el momento sólo cabía esperar de
motores mucho mayores. El peso del motor es ahora mucho más reducido
gracias, entre otras cosas, a la culata fabricada completamente en
aluminio, una característica que sin lugar a dudas potencia la agilidad
de todo el vehículo y ofrece más potencia con un menor consumo de
combustible.

Hasta ahora, levantar el pie del
acelerador equivalía a desperdiciar energía. Sin embargo, gracias al
sistema Brake Energy Regeneration de BMW, las cosas han cambiado. El
generador transforma ahora la energía cinética del vehículo en
electricidad, que se usa para cargar la batería. De este modo, la
batería depende en menor medida del motor y, en consecuencia, el
consumo de combustible se ve reducido.

Todos los vehículos BMW Z4 equipados
con transmisión manual incluyen un indicador de cambio de marcha que
calcula constantemente la marcha que resulta más económica en cada
momento y aconseja al conductor cuándo debe cambiar. Al realizar los
cálculos, el sistema tiene en cuenta tanto la situación de conducción
como la carga del motor. Si, por ejemplo, el vehículo acelera a fondo,
el sistema esperará hasta que el cuentarrevoluciones señale un valor
más alto antes de recomendar el cambio de marcha. Cambiar de marcha en
el momento adecuado puede reducir notablemente el consumo de
combustible, en especial cuando se conduce por ciudad, pero también en
viajes largos.

Los neumáticos normales se deforman
continuamente durante el uso, lo que supone un coste de energía y
combustible. Los neumáticos con resistencia reducida a la rodadura
emplean materiales especiales en la banda de rodadura y los flancos, lo
que permite minimizar la deformación y el consumo: en cada recta, en
cada curva.

Fuente: Fuente: bmw-es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.