Cómo revisar un Coche de segunda mano

Estás buscando coches de segunda mano? Lee estos consejos para hacer una correcta revisión del estado del coche antes de adquirirlo. Que no te den gato por liebre !

Cómo revisar un coche usado o un motor que desea comprar?

Lo primero es observar si el motor va a la par con el ralentí (o sea en neutro), eso da una primera impresión de la salud del motor, luego nada mejor que subir una cuesta muy empinada para ver su fuerza; mientras más bajo el cambio menos fuerza tiene el motor, claro que esto depende de su tamaño pues algunos motoeres chicos pueden necesitar incluso segunda para subir.

En un camino plano y derecho soltar el volante y ver si el coche tira para algún lado, en ese caso podría estar mal el tren delantero (fallo grave) o simplemente estar desalineado o los neumaticos inflados disparejos. También soltar el volante y frenar a ver si tira para algún lado lo que indicaría que está frenando mal.

Mirar el tubo de escape por si tiene exceso de carbonilla, acelerar y ver si sale humo azul, acelerar violentamente y soltar a ver que ocurre con el ralentí.

Doblar en círculo cerrado a ver si suenan los palieres (las juntas de las ruedas en el tren delantero), con el coche detenido empujar las esquinas hacia abajo, si rebota están malos los amortiguadores.

Con las ruedas derechas en el aire (levantadas con un gato), moverlas a ver si tienen demasiado juego lateral (rótulas malas). Observar los neumáticos si tienen desgaste disparejo o hacia un lado es mala señal.

La mejor indicación de la salud del motor es sacar las bujías y observarlas, esto muestra una radiografía de lo que está pasando adentro: si quema bien, si entra aceite, etc.

Es buena idea mirar el suelo adonde suelen estacionar el coche. si tienes dudas con la fuerza del coche se puede llevar a medir la compresión, no es tan importante que los valores sean altos sino más bien parejos. Si un cilindro tiene mucha menos compresión que los demás el vehículo está listo para un costoso ajuste.

Un motor o chassis recién lavado es mala señal, resulta que el dueño quiere esconder una fuga de aceite. Las fugas de aceite por la tapa de válvulas, el distribuidor o la junta del cárter son normales en los coches usados y si no dejan poza no es problema, otra cosa es cuando el coche que ha quedado parado una noche deja una poza de aceite.

El estado de los asientos es un buen indicador del uso que le han dado al coche, los tapices originales o viejos en buen estado revelan un dueño cuidadoso, los tapices nuevos o fundas sobre tapiz muy roto muestran que el dueño no era tan preocupado. Revisar todos los comandos, indicadoers, calefacción, etc. que funcionen correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.