¿Cómo ahorrar gasolina sin conducir menos?

Lo primero que pensamos para ahorrar gasolina es dejar de coger el coche, sobretodo para trayectos que no lo necesitamos. Realmente esto no es estrictamente necesario, ya que hay otras cosas que influyen en el consumo de gasolina sin que realmente nos demos cuenta.

Hoy en día, cada vez tenemos más prevención con la conducción y la gasolina, sobretodo desde que están regularmente subiendo los precios de esta. Como no podemos controlar a qué precio van a subir el gasoil o la gasolina, lo único que podemos hacer es controlar la cantidad de gasolina que consumimos.

Este control se puede establecer ya que el consumo de gasolina está estrechamente relacionado con cómo cuidamos o mantenemos nuestro coche o sobre cómo conducimos, ya que cuánto más agresivos seamos al volante más gasolina estaremos desperdiciando.

Por todo esto y más, vamos a tratar de dar algunos consejos para consumir menos gasolina:

1. Mantener tu coche en buen estado

Mantener tu automóvil en un buen estado hace que mejore el rendimiento de la gasolina, por ejemplo, el hecho de cambiar los filtros de aire que están sucios puede mejorar hasta en un 14% el consumo de gasolina. Otro ejemplo puede ser cambiar las bujías sucias o cambiar regularmente el aceite, ya que todo este mantenimiento hará que tu coche esté en mejor estado y por ello circule más fácilmente.

Por otro lado, el hecho de ir comprobando la presión de los neumáticos es crucial para no desperdiciar consumo de combustible. Los neumáticos deben ir inflados en la presión que indica el fabricante. El hecho de conducir con los neumáticos en buen estado reduce considerablemente el consumo de gasolina.

2. Utilizar las marchas correctas

Un buen truco es arrancar el motor sin pisar el acelerador, utilizar la primera marcha y cambiarla de nuevo a la segunda a los pocos segundos. Si tu coche es diésel espera unos segundos antes de comenzar a conducir, deja que se caliente el motor.

3. Mantén la velocidad uniforme

Es muy importante que mantengas la velocidad lo más uniforme posible, ya que si evitamos frenazos, acelerones o cambios de marcha podemos ahorrar bastante combustible. Un truco para frenar de forma suave es pisar suavemente el pedal del freno mientras reducimos la marcha lo más tarde que podamos. El simple hecho de evitar esos arranques y frenadas puede reducir el consumo de gasolina hasta un 33 % en la carretera.

4. Los viajes planificados

Si cuando vamos a hacer un viaje en coche lo planificamos, de manera que no se hagan paradas cada dos por tres o se hagan viajes cortos, ya que estos pueden hacernos gastar el doble de gasolina de la que gastaríamos si planificáramos las paradas.

Además, en estos casos hay que tener otra cosa en cuenta, el peso del equipaje. Antes de empezar el viaje hay que pensar bien si todo lo que llevamos lo necesitaremos, ya que no es sólo cuestión de espacio, sino que tener más peso implica más consumo de gasolina innecesaria.

5. Cuidado a la hora de repostar

Durante un trayecto largo, antes de que nuestra gasolina ya esté al límite, debemos empezar a mirar que oscilaciones hay en cuanto al precio e ir a la que creamos que está mejor. Después, a la hora de llenar el depósito, no aprietes el dispensador al máximo, llénalo lentamente y cuando termines cierra correctamente la tapa del depósito para evitar que se pueda evaporar.

6. Uso medido del aire acondicionado

Si no hace una calor excesiva, no es necesario poner el aire acondicionado, por lo que si la temperatura es menor a 25º evita encenderlo. Si estás en ciudad podrás abrir las ventanillas, ya que esto no hará que consumas más combustible, sin embargo, si estás por autopista el efecto es el contrario.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.