¿Cuáles son los síntomas de un embrague en mal estado?

A veces nos es complicado saber cuándo le pasa algo a nuestro coche, sobretodo algo serio. Muchos no sabemos de mecánica y por ello no sabemos detectar los síntomas que presenta nuestro coche, por ello os venimos a ayudar para saber identificar cuando un embrague está desgastado o tiene algún tipo de problema. Los problemas de embrague pueden ocurrir tanto por el estilo de conducción personal, cómo por problemas de fabricación del vehículo o problemas medioambientales.

Síntomas de que hay que reemplazar el embrague

1.Ruidos relacionados con la utilización del embrague

Normalmente, cuando nuestro coche hace ruido siempre es mala señal, lo peor es que muchas veces no podemos saber de dónde viene este ruido y con qué está relacionado.

  • Si hay un ruido cuando embragamos. Puede significar que el mando de transmisión no está bien ajustado o no ha sido bien instalado.
  • Si hay ruido cuando se mantiene pisado el embrague. Si este sonido es fuerte puede venir derivado del desgaste de la rótula de la horquilla de embrague, mientras que si se trata de un sonido agudo puede que esté derivado al desgaste del rodamiento de empuje.
  • Si hay un ruido que aumenta al pisarlo lentamente. Suele derivar del collarín y hay que reemplazarlo.
  • Si hay ruidos en punto muerto. Si hay ruidos en ese estado y desaparecen cuando pisamos el pedal del embrague sin acelerar puede que el problema derive de un deterioro de la horquilla de embrague.

2. El embrague huele a quemado

Si el embrague está teniendo problemas, probablemente huela a quemado. Este olor proviene de la fricción del deslizamiento del embrague, ya que cuando la temperatura de este aumenta demasiado los revestimientos se sobrecalientan y desprenden este olor. Si no se deja enfriar el embrague puede romper el plato de presión.

3. Tienes problemas para cambiar de marchas

Si cuando conduces notas que cada vez que cambias de marchas te cuesta hacerlo, probablemente es una señal de que hay problemas en el embrague. Normalmente, el problema suele derivarse de una fuga en el sistema hidráulico del embrague o de algún enlace mecánico mal ajustado.

4. Ves daños visibles en el embrague

Si sabes realizar trabajos mecánicos o eres un manitas, puedes inspeccionar tu coche quitando la tapa de inspección de la parte inferior de la campana para poder ver el embrague. Una vez hecho esto, detectaras si el embrague está mal si ves polvo negro alrededor de este.

5. Tu coche parece deslizarse

Si cuando el coche está en altas revoluciones pero notas que no estás ganando velocidad, puede que lo que esté ocurriendo es que el embrague está patinando y por mucho que aumentes la velocidad, esta no llega a la transmisión. Esto se suele notar cuando demandamos al coche un empujon de potencia o queremos adelantar, ya que cuánto más larga sea la marcha y más pisemos el pedal del acelerador, más veremos que no tira.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.