Precauciones básicas al hacer mantenimiento a tu coche

En primer lugar, trata de no realizar ningún tipo de reparaciones que estén más allá de tu capacidad. Si no estás seguro acerca de una reparación en particular, lo mejor será que busques a un profesional competente para poder hacer ese trabajo. En muchas ocasiones es mejor pagar a alguien que sepa lo que está haciendo que intentar arreglarlo uno mismo y generar más inconvenientes de los que había.

Muchos de los sistemas que incluyen los coches son complejos, por lo que requieren de muchísimos conocimientos y sobre todo experiencia, además de las herramientas y los equipos especiales.

Tips a tener en cuenta

No fumes mientras trabajas en cualquier componente relacionado con el combustible del vehículo, tal como el filtro de combustible, los inyectores, el tanque y la bomba, ya que puede ser extremadamente peligroso.

Evita las chispas o el humo cerca de la batería, pues estas contienen gas hidrógeno y es totalmente explosivo. Por otro lado, si debes entrar debajo del coche, nunca te confíes de la ayuda de un amigo. Para ello, hay herramientas que mantienen el vehículo arriba y resisten el peso. Nunca coloques ruedas, cajas, ladrillos o bloques de madera como soportes, pues si estos se derrumban o deslizan ocasionarían un grave accidente.

Otros cuidados básicos e imprescindibles

Desconecta siempre al menos uno de los cables de la batería cuando tengas que realizar trabajos de reparación eléctrica, como por ejemplo la sustitución de un motor de arranque, la fijación de un interruptor, la instalación de una radio, etcétera. Esto evitará que se generen cortocircuitos accidentales que puedan provocar un incendio o dañar el cableado.

Por otro lado, mientras el motor esté en marcha, nunca desconectes o desenchufes cualquier conector eléctrico, pues ten en cuenta que la energía fluye a través de ellos y podrías ocasionar un pico de voltaje que terminaría dañando algunos componentes caros y sensibles.

No utilices ropa o cabello sueltos, anillos, joyas, bufandas, corbatas o guantes voluminosos cuando intentas reparar algo, ya que pueden enredarse en alguna de las partes móviles del coche causando lesiones graves o desmembramiento.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.