¿Por qué es tan importante mantener la presión correcta en los neumáticos?

La importancia de repasar los elementos del coche no sólo debe centrarse en el neumático, sino que otras partes del mismo son iguales o más importantes para que nuestro vehículo sea un medio de transporte seguro para ti y para tu familia y amigos.

La presión del inflado que se aconseja para cada tipo de neumático debe ser aquella que establece su fabricante dependiendo del tipo de vehículo y para lo que está destinado, así se conseguirá una mejor estabilidad, duración y adherencia. Esta pequeña sugerencia es indispensable para saber la carga que puede llevar el vehículo para que no resulte dañado y no pongamos en peligro nuestras vidas.

Llevar menos aire del aconsejado

Ahí personas que creen que al bajar la presión del neumático el coche es más confortable, grave error. Esta variación en la presión puede ocasionar problemas en la estabilidad del coche y en su capacidad de frenado sin dejar de mencionar que se recalienta con más facilidad, se desgasta de manera irregular y consume más combustible. Nunca un neumático debe tener menos de un bar, algo que podría incluso hacer que la llanta se salga.

Pero el mayor peligro viene dado por la capacidad de frenado, especialmente peligroso en las curvas. Si los neumáticos traseros son lo que menos aire tienen, el coche presentará un comportamiento que los especialistas denominan «sobrevirador» o sea, que el coche no se estabiliza en su parte trasera y lo mismo ocurre si son los neumáticos delanteros los que menos aire llevan. La consecuencia, pérdida de control en la trayectoria de la curva y probabilidad de accidente.

El dibujo del neumático

El dibujo del neumático está compuesto por un conjunto de ranuras, tacos y canales cuya función principal es garantizar la adherencia al suelo y especialmente en situaciones meteorológicas adversas. La profundidad del dibujo facilita la evacuación del agua que se acumula entre el neumático y la carretera, influyendo además en la distancia de frenado.

El dibujo del neumático no debe tener una profundidad inferior a 1,6 milímetros, es peligroso además de ilegal, pudiendo existir el riesgo de que alguna de las ruedas reviente.

Ahorre energía y proteja el medio ambiente

Tener una presión correcta en los neumáticos ahorra energía o combustible ya que reduce el esfuerzo que tiene que realizar. De igual forma, al quemar menos combustible, contribuimos a no añadir más CO2 a la atmósfera protegiendo así el medio ambiente.

Verifica los neumáticos

Para conducir con total seguridad hay que tener los neumáticos controlados y ajustados. Se aconseja que al menos una vez al mes y cuando tengamos pensado realizar un desplazamiento largo, verificar la presión de los cinco neumáticos en frío.

Se aconseja de igual forma verificar el tapón de la válvula ya que garantiza la hermeticidad de los neumáticos y ayuda a proteger el interior de la válvula.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.