¿Cómo elegir el mejor cubreasiento para mi coche?

A la hora de maquillar nuestro vehículo y dejarlo lo más lindo y confortable posible para nuestro disfrute una de los accesorios que debemos tener en cuenta es el cubre asientos. ¿Qué es lo mejor para mi coche? En tal caso podemos dejarlo también con las vestiduras originales que con un buen cuidado pueden durar hasta diez años o bien podemos protegerlas y hasta dejarlas más guapas que antes.

Lo ideal sería que lo dejaras así con el tapiz original del coche, pero es necesario tener en cuenta que muchos modelos de coches los tapizan con telas que al mancharse es muy difícil su limpieza posterior. Incluso si les da mucha luz del sol o si tienes el hábito de fumar, o si pones el refresco o si le cae humedad pueden arruinarse. Mejor cómpralos y protege los asientos, ya que después cuando vendas el coche se los quitas y los interiores estarán siempre como nuevos.

Para empezar sería bueno que el cubreasientos sea agradable al a vista por lo tanto tratemos de que sea en algún color que combine adecuadamente con el interior y exterior del vehículo. Hay muchas modelos que proporcionan el cubreasiento indicado para tu coche. Entre las variedades es importante tener en cuenta el clima en donde vives, ya que si es muy caluroso deberías evitar los tapizados de cuerina o tacto-piel. Si bien son los más duraderos e incluso fáciles de limpiar, también son poco propicios si vas a andar en altas temperaturas. Entre otras variedades están los de vinil afelpado. Estos son agradables y no muy caros, resistentes a los derrames. Por otro lado están los de cubreasientos de polietileno que son económicos, también calurosos, pero estéticamente no son de lo mejor. Los cubre asientos de tela de bonfort son quizá los más elegantes, así como también de caros. Son fáciles de lavar y a su vez no son generadores de calor como los plásticos.

Entre otras variedades que solemos ver están los cubreasientos con bolillas que cumplen una función de masajeador. Típicos verlos en taxis o colectivos donde los choferes se encuentran durante largas horas sentados y buscan una mayor comodidad. Estos cumplen más bien esa función y no tanto la función protectora del tapiz ya que no resisten derrames u otras alteraciones que pueda sufrir. Incluso, muchas veces, las bolillas son tan punzantes que pueden generar daños en las fundas originales del vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.