Aprende a cambiar un neumático

Imagina que vas manejando y notas que tu auto comienza a sentirse raro, al mismo tiempo que escuchas el aleteo del neumático que se ha pinchado. ¿Qué haces? ¿Llamas directamente al auxilio mecánico y pierdes tiempo esperando que llegue? ¡Claro que no! A continuación te dejamos todos los pasos para que te animes a cambiar el neumático del auto y ganes tiempo.

¿Qué elementos preciso?

Lleva siempre en el maletero de tu coche un neumático para que lo puedas usar como repuesto, una llave de rueda o llave cruz, un triángulo refractante, un gato hidráulico, un par de guantes, un chaleco refractante preferentemente y una manta para poder arrodillarte en ella mientras haces el reemplazo en la calzada.

¿Qué debes saber antes de cambiar el neumático?

Cuando percibas que tu neumático se ha pinchado, lo que deberás hacer es estacionar en un lugar que sea seguro. Por tal motivo, sal de inmediato de la autopista y evita siempre el aparcamiento en las curvas y en las pendientes.

Luego, enciende las luces de advertencia y toma el refractante para colocarlo unos metros por detrás del vehículo. Busca todos los elementos que se han listado y colócalos cerca de la rueda que debes reemplazar.

¡Manos a la obra!

  1. Ponte los guantes y coloca la manta en el suelo. Si la rueda posee una tapa, retira la misma para poder trabajar de una mejor manera.
  2. Ahora con la llave cruz en mano, afloja las tuercas girándolas hacia la izquierda. De ser preciso, pon todo tu peso sobre la llave para poder aflojarlas correctamente.
  3. Toma el gato hidráulico y colócalo en el lugar que corresponda. Si no tienes la menor idea, mira el manual de uso del artefacto, dado que este mismo deberá sostener la carrocería de tu coche y elevarlo.
  4. Cuando el vehículo no toque el suelo, retira las tuercas con la llave cruz y colócalas de una manera ordenada dentro de un recipiente o sobre la manta, cuidando de no perder ninguna.
  5. Retira el neumático pinchado empujando hacia adelante, y coloca el de reemplazo, ajustándolo de a poco con las tuercas.
  6. Baja tu coche hasta que pueda tocar el piso con normalidad y guarda el gato en el maletero, al igual que el resto de los elementos que has utilizado

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.