Cómo reparar el tragaluz del coche

Es cierto que no es la avería más habitual en coches de todo el mundo, pero también es verdad que puede ocurrir. Y debemos estar tan preparados como sea posible, si es que deseamos hacer el cambio, sea por ahorrarnos la mano de obra del taller, sea por la satisfacción de mantener el coche nosotros mismos.

Cada modelo tiene una serie de características diferentes aunque vamos a presentar uno que nos sirva como ejemplo y que luego la habilidad y el sentido común de cada uno lo apliquen a su propio vehículo. Elijamos como muestra el techo del Mercedes V210.

Primeros pasos

Para empezar, abrimos el parasol echándolo hacia atrás. Luego, abrimos el techo como unos diez centímetros. Si vemos que le cuesta abrirse, podemos ayudarlo un poco con la mano y si aun así no alcanza la separación, bastará con dos o tres centímetros de apertura.

Hecho esto, desmontamos y sacamos la visera solar, para lo que tiramos, con cuidado de no romper nada, hacia adelante y hacia abajo. Para que salga mejor, podemos insertar a derecha e izquierda unas cuñas. Ahora abrimos el techo hacia arriba y sacamos la goma. Para ello es suficiente con tirar y sacarla de la guía.

Desmontamos el tragaluz y lo reparamos

Sacamos los tornillos de sujeción. Fuera con el techo, que depositamos sobre una superficie blanda y luego cubrimos con una manta para que no se dañe. Acto seguido presionamos el botón que cierra el techo solar hasta que el motorcito se desconecte.

Realizamos las reparaciones que requiere el tragaluz y lo volvemos a montar, siguiendo los pasos descritos, pero a la inversa. Acabamos de ahorrarnos entre 1000 y 1200 euros de reparación en un chapista. Claro que, si no somos o bastante mañosos o no estamos seguros de lo que hacemos, siempre es preferible que sea un experto quien nos repare la avería, sea cual sea. Por si acaso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.