Los accesorios de seguridad que no pueden faltar en tu coche

Porque más vale un por si acaso que un quién lo iba a decir, hemos recopilado una serie de accesorios (cuatro: dos obligatorios y dos opcionales) que no vienen normalmente de serie con el coche. Sería este un artículo de muy poco mérito si nos limitásemos a habar de airbags o cinturones de seguridad.

Comencemos por los dos elementos obligatorios: el primero de ellos se refiere los triángulos de señalización. Sí: esos que aún no sabes cómo se despliegan y de cuyo funcionamiento te convertirás en inmediato autodidacto a la primera avería que sufras. No son caros: rondan los 5 euros cada uno. Es más, en algunos concesionarios te los regalan cundo adquieres el coche.

La ley nos obliga a llevar ciertos elementos

Otro elemento que no es costoso y que, de hecho, al comprar el coche también suelen regalártelo es el chaleco reflectante, cuyo uso es obligatorio si te bajas del vehículo en vías interurbanas, estén o no bien iluminadas. Sí, hombre, si sabes cuál te digo: ese chaleco fosforito, doloroso a la vista, que ha salvado ya una buena cantidad de vidas. 5 eurillos.

Vamos ahora con los otros dos elementos, los que no son obligatorios pero sí muy convenientes. Y comenzamos por uno que, si tu coche no tiene protector de batería y te dejas las luces encendidas, vas a agradecer una barbaridad: unos cables de arranque, con sus pinzas y todo, que puedes conseguir por, más o menos, 20 euros.

Y terminamos por otro “ahorrador de disgustos”, que casi nadie tiene en un turismo y que nos puede salvar de quedarnos sin coche: todos tendríamos que tener un extintor en el vehículo. Después de todo un coche es una máquina que se mueve a base de pequeñas explosiones provocadas por un elemento altamente inflamable. No parecen necesarias muchas más explicaciones.

Información relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.